Ir al contenido principal

DEMIURGOS DE LA PALABRA


La presente obra “Demiurgos de la Palabra”, sobre mitología comparada y lenguas muertas, la terminé de escribir en 1999 y, vio la luz por primera vez, en una web de Geocities en 2005.
Es el segundo de mis libros sobre mitología, ciencia y religión. El primero fue “El Verbo” que podéis leer en la web www.verbogeometrico.com


DEMIURGOS DE LA PALABRA


“El lazo está desatado”
El libro de los muertos

"Me ha sido entregado un nombre en la Gran Casa.
Mi nombre ha sido recordado en la Casa del Fuego,
en aquella noche del recuento de los días y de los meses.
Soy este constructor, y estoy sentado en el lado oriental del cielo.
¡Declararé a los que van a ser (mis descendientes)
el nombre de cualquier dios que no venga tras de mí!"
Declaración del Libro de los Muertos


INTRODUCCIÓN A LA PALABRA MITOLOGÍA


Mitología, de mýtos y lógos, significa "palabras sobre palabras o discurso sobre palabras", en efecto, en su mayor parte las diversas mitologías del planeta hacen hincapié en el sentido creador del sonido, de cómo ordena, hila y crea la existencia, por lo que, realmente, la mitología, sería, tal como, lo indica su nombre, la historia de las palabras, de la evolución y el sentido intrínseco de cada letra.
Existen determinadas raíces lingüísticas que guardan el mismo significado en todas las lenguas, y unos mismos iconos en cuanto a dioses, de lo que, se deduce, que hubo una época en la que se originó un lenguaje común o, que, el idioma es genético, pensamos porque hablamos, eso provoca que la psique se desarrolle con el ser humano, de ahí, los ritos y costumbres heredados aunque sea de manera inconsciente.
Los egipcios reverenciaban el poder que contenía un nombre, para sus ritos, el factor de la palabra era fundamental, oraciones, plegarias, letanías y canciones, así lo atestiguaban, del mismo modo, todos los cultos, honren al dios que honren, están formados por música, rezos y bailes, esto, es algo inherente a todas las religiones, si no hay rezos, ni música, no hay religión.
Los egipcios dominaban ampliamente la geometría y la música, es más, aseguraban que la geometría es música helada. Las ondas vibracionales forman dibujos y, todo, absolutamente todo, lo que contiene el universo es geométrico, desde una galaxia, hasta un mero átomo, nosotros mismos somos geometría. El verbo o sonido, en consecuencia, fue lo que modelo nuestros tejidos, puesto que, solo cuando al hombre se le dio nombre este obtuvo la vida y un destino hilado. Las moléculas están unidas por ondas, así, las estructuras celulares pueden ser modificadas por ondas sonoras, el sonido, es, por tanto, el que regula la forma, las pautas de crecimiento de una estructura igualmente preestablecida por el sonido.
Una prueba de la importancia de esta asociación entre estas dos artes universales, que son, música y matemáticas y, que se funden desde el principio de los tiempos, es que, hasta el renacimiento, las formula de estudio se dividía en dos partes, las llamadas ciencias exactas (Quatrivium o Matemáticas) y las humanidades (Trivium), dentro de las ciencias exactas coexistían Geometría, Aritmética, Música y Astronomía, como una unidad o, más bien, como partes intrínsecas las unas de las otras.
Sirio es la estrella del sonido, su vibración armónica, que es superior respecto a la de otros astros, está ampliamente atestiguada, tanto por los egipcios, que la hacían el centro de su veneración bajo el nombre de Shotis, siendo asociada a un sin fin de las deidades más influyentes de su panteón, como la aluden en el resto de mitologías, dándole las mismas atribuciones que ya le daban los egipcios.
¿Por qué el Verbo crea?
El verbo pone en orden el universo, o al menos, es lo que aseguran todas las cosmogonías (“¡Tierra!, dijeron, y al instante fue hecha” Popol Vuh).
Isis, identificada con Sirio como Isisothis, fue la única conocedora del nombre secreto de Ra, pudo por tanto, curar y resucitar lo que está muerto. El nudo de Isis era llamado TIT, puesto que, ella era la patrona de las tejedoras. Ti es "vida tejida", TI - IT en sumerio es "lo que tiene vida"; el griego Tithenai es "disponer u ordenar"; el nombre de Tethys o Temis significa "orden creador". Temis era una diosa tejedora, porque hay que tejer u ordenar los mapas o telares celulares de la vida, por tanto, las diosas madres creadoras, suelen poseer la raíz TI en sus nombres y, así como, por ejemplo, la Ti es vida tejida, la T, tiene que ver con la arquitectura y la uniones estructurales de la tierra con el cielo, siendo la Teth hebrea asilo; Tenno, en japonés, significa constructor de puentes que enlazan cielo y tierra, en tanto que, en un origen, la Tierra y Urano, el planeta más magnético del sistema solar, se vieron atraídos mutuamente y, si hay un cambio gravitacional, con él se altera el tiempo y el sonido.
El egipcio dios Thot, era el arquitecto del universo, creador de la palabra y conocedor del trazo interno de todo y de todos.
El concepto chino del Tao, es la estructura que sostiene el Cielo y, el TE es (la energía), el don que cada ser recibe del Tao (las vías o rutas vitales), el sonido, que crea estructuras y vida. Toda letra, por tanto, posee un significado: la M, es lo materno, el agua y la muerte; la R, movimiento luz y sonido; la C, descubrimiento, secreto, curación y enfermedad; la P, protección…
Ya lo iremos viendo.
Aparte, de lo anteriormente expuesto, llegamos al mito en si ¿Y qué tienen en común todos los demiurgos de la palabra?, pues que todos cumplen las mismas funciones, son psicopompos y herméticos, asociados a la trinidad, dioses del movimiento y la música, la palabra, la mentira y el renacimiento, les acompañan aves y perros, son dioses guerreros, cazadores de ciervos, tejedores del destino y sometedores de los vientos, en una palabra, son dioses asociados a Sirio, la estrella del perro, el Can Mayor, que sigue a la Luna cuando aparece Venus en el firmamento nocturno y, que cae al mundo de los muertos, bajo el horizonte, durante setenta días para luego emerger y renacer. Pero, no solo Sirio, sino las constelaciones adyacentes Tauro y Orión, forman parte del mito del psicopompo, dichas atribuciones, la encontramos en un sinfín de dioses, desde Osiris a Jesús, vemos como se repiten siempre unas mismas pautas, que ya encontramos areladas al inicio de la mitología egipcia.


EL SONIDO Y LA MÚSICA HELADA


 “Pitágoras, en Egipto, frecuentó los templos con un gran fervor,
admirado y amado por los sacerdotes con los que tenía relaciones,
instruyéndose en cada materia con aplicación,
sin olvidar ninguna enseñanza oral… De manera que visitó a todos los sacerdotes,
aprovechando y embebiéndose de la sabiduría que poseía cada uno de ellos.
Permaneció veinte años en los aditones de Egipto,
iniciándose en todas las ceremonias sagradas de los dioses,
hasta el día que fue hecho prisionero por el ejército de Cambises..."
Jámblico "Vida de Pitágoras"

Los egipcios daban muchísima importancia a la palabra, tanto, en sus rituales, como en su vida cotidiana, para ellos, lo que no tenía nombre y, por tanto, no podía ser nombrado, no existía, por ello, daban tanta importancia a la creación por medio de la palabra en su cosmogonía, así mismo, en el mundo subterráneo, el Duat, el mundo de los muertos, el difunto para lograr la resurrección y no acabar despedazado por los guardianes con cuchillos que guardaban este reino, debían proveerse de fórmulas mágicas que les ayudaran a llegar hasta Osiris.
La palabra, por tanto, era símbolo de vida, mediante la palabra se podía invocar a los muertos o maldecir y traer la desgracia sobre los vivos, aparte, de la palabra, los egipcios daban suma importancia a tres artes para ellos interrelacionadas: la astrología, la música y las matemáticas. Matemáticas, es una palabra que deriva del griego Mathema "conocimiento", los pitagóricos consideraban el conocimiento, la comprensión de las cuatro ciencias exactas: aritmética, geometría, música y astronomía.
Para Pitágoras, el mundo eran números, todo estaba ligado en una armonía numérica cósmica, de igual modo, los egipcios creían en la geometría y, como ellos mismos decían, la geometría es música helada, porque, el sonido, con sus ondas forma dibujos y, así, establece los patrones de las estructuras de la creación.
La medida, el orden, es muy importante, tanto en la música como en las matemáticas, así, Pitágoras, introdujo el uso de la coma como medida de tiempo, uniendo música y aritmética. Su importancia es demostrada, hoy día, por el uso de los términos medida armónica y progresión armónica.
Según se cuenta, el legendario Pitágoras, alumno del mismísimo Hermes Trismegisto, nació en la isla de Samos sobre el siglo IV a.d. Pitágoras, a la par de Jesús y Baco, hubo de huir de un rey, en su caso, del tirano rey Polícrates. Pitágoras, murió en Matapontio.
También, como Jesús y Baco, el propio Pitágoras vivo en Egipto, donde, conoció las doctrinas esotéricas, la geometría y la astronomía.
Los pitagóricos adoraban a Apolo, y, según se cuenta, estableciéndose en Trotona, tuvo que huir, al levantarse el pueblo contra él, finalmente, basó su vida en la purificación, con vistas a reencarnación en otra vida.
Los pitagóricos mantenían el misterio y el secreto, sobre sus doctrinas, revelar sus conocimientos se castigaba severamente. Empédocles, habla de él mismo, como segundo Pitágoras, como si fuera su reencarnación, los pitagóricos creían en la metempsicosis, es decir; la trasmigración de las almas, la rueda de la reencarnación.
Hermes Trismegisto formuló: “Como es arriba es abajo”.
Según los pitagóricos, el alma era semejante a la sustancia de la que están hechos los astros, siendo por tanto, los astros la verdadera morada del alma.
Igual que en los misterios apolíneos, los pitagóricos practicaban el silencio, la música y las matemáticas, estudios, que consideraban indispensables para formar el alma. Los habitantes de Trotona, incluso, tenían a Pitágoras, por Apolo Hiperbólico.
Tras su muerte, la escuela pitagórica, quedó dividida en dos; los “acusmáticos o pitagóricos” los místicos y los “matemáticos” los científicos.
Estudiaban el orden que manifestaba el universo y la importancia que los números tenían en él, así, como, la música, puesto que, los intervalos musicales de las notas de una lira dependen de un número, es decir; de su longitud, en base a este fundamento, llegaron a la conclusión, de que la armonía del universo depende de un número, así, todo lo que hay en la naturaleza, fue modelado por un número, siendo, el cielo, una escala musical y por tanto numérica.
Los pitagóricos veían a dios como una esfera que se manifestaba en su movimiento circular, el fuego de los astros. Ellos creían en la armonía y, como, la armonía y la proporción, equivalían a una buena salud, así, que estaban vinculados a la curación, teniendo incluso una escuela médica.
Es empírico que la armonía y la proporción en la música, se pueden expresar aritméticamente.
Todo era numérico según ellos, siendo el uno, el punto; el dos, la línea; el tres, la superficie, y, el cuatro, el volumen. Los Pitagóricos basaron sus ideas en que la tierra era redonda, y, no ocupaba, el centro del universo, sino que, se movía alrededor del sol, a la vez que este giraba en torno al corazón del cosmos o fuego central.
La respiración era importante para ellos, en tanto, el mundo aspiraba el aire sin límites que lo envolvía.
Insisto en que la música está unida a todos los cultos existentes, es algo innegable, desde los sumerios a nuestros días, siempre ha habido himnos, salmos, rezos, responsorios y antífonas.
Los caldeos relacionaban astronomía, música y matemáticas y, el origen de nuestra escala musical se remonta a Mesopotámia.
La cuerda, es importante en la adoración a dios, porque, es el hilo con la que esta tejida la creación, el sonido, es por ello, que la representación del arpa de Orfeo o la lira de Apolo son tan importantes.
La música es una medida matemática que tiene un orden, como, toda estructura en el universo. Las moléculas están unidas por ondas y, estas ondas, se alteran mediante las ondas sonoras, por ello, los egipcios consideraban la voz el medio más poderoso para llegar a dios, en tanto, para crear, para construir, hay que ordenar, pues, la música, el sonido, es la herramienta del arquitecto universal, tal como, dejó patente, el mito de la torre de Babel.
Creación y sonido, es un binomio que encontramos por todas partes, por ejemplo: La teoría india consta de 8º notas, su división, se hacía, en dos tetracodos disjuntos (angas, ramas) o intervalos de 4 notas, la misma proporción matemática, de esta división, la encontramos en la arquitectura de los templos hindúes.
El número, sección, promoción o razón áurea, es el número de la armonía representado por la letra griega Ф (Phi) "Fi" su valor es = 1,61803… Su nombre, se debe, a la inicial del escultor griego Fideas, que lo aplicó a sus obras, Leonardo da Vinci, lo llamó, el “número de oro”.
El número áureo, se considera, que lo obtuvieron los griegos al hallar la relación entre la diagonal de un pentágono y el lado.
La espiral de Fibonacci, es un claro ejemplo de cómo la naturaleza crea en esta proporción, la piña del pino, muestra este patrón, así, la glándula pineal “El tercer ojo”, que se asemeja a una piña, comparte la misma raíz semántica que pino, dado que, al tener la glándula pineal despierta, uno puede percibir los patrones de la creación, por ello, la escultura de una piña se halla en medio del Vaticano, así como, también, es representada en el báculo del Papa.
La amígdala cerebral, la hipófisis o glándula pituitaria, es del tamaño de un guisante, alojada en el interior de una estructura ósea denominada silla turca, también, fue nombrada por Descartes, como, el asiento del alma, curioso, pues, la glándula pineal conocida como el Tercer Ojo es el Ojo de Horus, el hijo de Isis, la diosa del trono, del sustento, que todo lo sustenta, diosa de la creadora y de los nacimientos, y, una de las funciones de la hipófisis, entre otras cosas, es que, libera la oxitócica, la hormona que inicia el parto, las contracciones uterinas, y, que, junto a la prolactina, también, segregada por la pituitaria, favorecen la lactancia, además, estimula la hormona del crecimiento, y, recordemos, que el nudo TIT de Isis, es el nudo de tejer la vida, en cuyo honor, todas las diosas parturientas egipcias componen su nombre con la raíz TIT.  
El alma se aloja en la glándula pineal, esa luz trae el descubrimiento actual de que la glándula pineal secreta DMT, la molécula del alma, un poderoso enteógeno endógeno, curiosamente según se percató el doctor Rick Strassman, dicha glándula se comienza a formar en la séptima semana de desarrollo fetal, que coincide con el momento en que comienza a identificarse el sexo, justo 49 días, este número no es casual pues según relata el libro de los muertos 49 días son los que se necesitan para volver a reencarnarse.
 “En el esoterismo la glándula pineal es el vínculo entre los estados objetivos y subjetivos de conciencia o, en términos exotéricos, entre los mundos visibles e invisibles de la naturaleza”, dice” Manly P. Hall (Man: Grand Symbol of the Mysteries).
El DMT dimetiltriptamina es una potente sustancia psicodélica endógena, es decir, que se genera de forma interna en nuestro organismo, pero, la dimetiltriptamina, al mismo tiempo, está presente en otras especies como las plantas. La glándula pineal es muy sensible a la luz y el magnetismo y el DMT está ligado a la melatonina que se desarrolla en la oscuridad, por ello muchos rituales son realizados en cuevas o, incluso una de las recomendaciones para meditar, es hacerlo en la oscuridad, cuando escribí este libro era muy joven, no llegaba a la veintena y, tenía cierta fobia solar, estuve muchos años sin exponerme al sol, tuve varias experiencias cumbre y, me era, muy evidente, ver el patrón relacional entre los mitos y las lenguas antiguas. Strassman, considera, de hecho, que el DMT podría generarse de manera natural al pasar mucho tiempo sin exponerse a la luz.
De la capacidad de percibir patrones, energías, canales o sistemas de la naturaleza, nos habla Nicola Tesla en sus diarios, así pues, en la antigüedad, cuando vivíamos más conectados con la misma estos sentidos estarían más desarrollados.
Así, desde que los egipcios aplicaron la proporción áurea en la pirámide de Keops, se ha seguido utilizando en la arquitectura de todo el mundo, en el Panteón, la Alhambra, el Escorial, también en el arte, Dalí, Botticelli, además de los mencionados, Fideas y Da Vincie, entre otros. Porque, esta proporción, está en todo, desde las espirales de las conchas de las caracolas a las galaxias, incluso en nosotros mismos, que, cuanto más geométricos somos y, más nos acercamos al número áureo, más perfectos somos.
Hoy día, el número áureo es tan indispensable, que se aplica en el documento de identidad, los códigos de barras y las tarjetas de crédito.
La sucesión de Fibonacci 1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89… es, como se aprecia en la anterior sucesión, que cada número de la serie, es el resultado obtenido sumando los dos números que lo preceden, así, de la suma 3+5 surge 8 y de la suma 34+55 surge 89.
Lo curioso, es que, las razones o cocientes, entre dos números de esta sucesión, se aproximan cada más vez más al número áureo.
El movimiento, aparte de generar, luz y sonido, genera gravedad en el espacio. Todo cuerpo según su masa posee una gravedad determinada, nosotros mismos, poseemos nuestra propia gravedad, solo que, como la de la tierra es evidentemente muy superior a nosotros, estamos sujetos a ella, del mismo modo, en el universo, las masas de materia más pequeñas giran en torno a la gravedad de las más grandes.
Nuestro sistema solar, por tanto, se halla atraído por la constelación de Orión, la más cercana a nosotros, debido a ello, es tan importante esta constelación en la evolución de la palabra. La influencia de la estrella Sirio (Alfa Canis Majoris), su perro y, el quinto astro más cercano es 18 veces más grande que el Sol.
Volvamos al mito de la Torre de Babel ¿quién no conoce el mito de la Torre de Babel?
Tras el diluvio, los hombres asustados, decidieron hacer una torre tal alta que llegase hasta el Cielo. Dios, por esta osadía, les condenó a no entenderse, dándole a cada uno una lengua distinta, de modo que no pudieron terminarla.
“No tenía entonces la tierra más que un solo lenguaje y unos mismos vocablos… …Y dijeron: Vamos a edificar una ciudad y una torre, cuya cumbre llegue hasta el cielo, y hagamos célebre nuestro nombre antes de esparcirnos por toda la faz de la tierra. Y descendió el Señor a ver la ciudad y la torre, que edificaban los hijos de Adán, Y dijo: He aquí, el pueblo es uno solo, y todos tienen un mismo lenguaje; y han empezado esta fábrica ni desistirán de sus ideas, hasta llevarlas al cabo. Ea, pues, descendamos, y confundamos allí mismo su lengua, de manera que el uno no entienda el habla del otro. Y de esta suerte los esparció el Señor desde aquel lugar por todas las tierras, y cesaron de edificar la ciudad. De donde se le dio a ésta el nombre de Babel o Confusión, porque allí fue confundido el lenguaje de toda la tierra: y desde allí los esparció el Señor por todas las regiones.”
(Gen-XI-1-9)
Esto es, porque dejaron de conocer la geometría sagrada del sonido, no supieron, por tanto, construir y, así la torre fue destruida.
Hemos perdido el poder de ver los patrones y canales energéticos de las cosas, como comentaba, pensamos porque hablamos, y, con el pensar, tratamos de racionalizarlo todo, esa búsqueda de una lógica aplastante y absoluta, nos ha desconectado, del sentir, nuestra supuesta mayor virtud es lo que nos desconecta de la esencia, de ahí, el hincapié, que todas las ciencias místicas, dan a la importancia de acallar la mente. Por ejemplo, la práctica del yoga, que es un camino experimental de uno mismo, empírico, da unas pautas de respiración, posturas, maneras de meditar… para lograr frenar el parloteo mental y la fijación egoica y poder conectar con la fuente.
Los ritos apolíneos, daban especial importancia a la respiración, como, también, lo hacían los iniciados egipcios, así lo demuestra el “Libro de las Respiraciones”.
Una cosa esta clara y es notable, todo el universo está en movimiento en relación a otra cosa, el universo gira, las galaxias giran, el sol gira, los planetas giran alrededor del Sol y la Tierra gira sobre su núcleo terrestre.
Einstein, en “El principio de equivalencia”, dice que, debido a la relatividad es que la masa y la distancia varían por la velocidad.
La masa de un cuerpo en movimiento aumenta cuando aumenta su velocidad, mientras que, la longitud se acorta y el tiempo se dilata (transcurre más despacio), porque, el tiempo no es una magnitud absoluta, está influenciado por las velocidades relativas de las masas.
Esto es, el espacio-tiempo de Einstein, el espacio de cuatro dimensiones, es decir; la suma de las tres dimensiones del espacio geométrico más el tiempo.
Siendo el espacio-tiempo curvo y deformable por la gravedad, por lo que, para alterar el tiempo, solo hay que acelerar la velocidad centrifuga de un astro.
De lo que se deduce que, Urano o Sirio, o sendos, en algún momento aceleraron su rotación o, quizás, lo hiciera la propia Tierra causado una gran alteración gravitacional y temporal sobre todo lo existente en el planeta.
De hecho, cualquier cambio gravitacional de un astro afectaría como es lógico a los más próximos.
Así pues de, Eros la (atracción), dicen los mitos órficos, que, puso en movimiento el universo. Eros surgió de un huevo de plata colocado en la oscuridad de la noche y al poner en marcha el universo generó calor, luz y sonido.
Según los pelasgos, Eurínome "vagar sin límite", surgió nuda del caos y comenzó a girar para separar el mar y el cielo, en ello, frotó entre sus manos el viento del norte surgiendo asó Ofión. Como seguía estando desnuda, para entrar en calor, Eurínome, siguió danzando cada vez más rápida y apasionadamente, con lo que atrajo a la lujuriosa serpiente Ofión, quien, enroscándosele, cohabito con ella, de su copula nació todo lo existente, pero, ante la jactancia de Ofión, Eurínome, se ofendió y lo desterró a las interior de las grutas de la tierra.
El dios egipcio Thot, fue el encargado de determinar la ruta que habían de tomar los astros en el cielo y, los dioses gemelos Incas Keri y Kame, obligaron al Sol y a la Luna, a hacer una ruta concreta cada día.
Los Bambaras, cuentan que, en un principio, Fu “el vacío”, parió, a Gla gla zo el “conocimiento”, creó el cielo, puso en orden el universo, dio un nombre a cada ser, los educó, escribió sus destinos y finalmente volvió al cielo.


SONIDO Y MOVIMIENTO DENOTAN VIDA


Anima significa "vida animada", de ahí, la palabra animal, todo ser animado, para serlo, ha de tener movimiento, todo acto de movimiento, genera un sonido, así que, lo fundamental, para saber que algo está vivo, es ver que posee movimiento, por lento que sea, como, en el caso de un árbol, en consecuencia se producirá un sonido. Para generar el sonido de la voz más de cien músculos han de moverse, además, de mover también nuestros pulmones, diafragma y la caja torácica. Todos los pueblos bailan, todos los pueblos oran, rezan y cantan, en conmemoración a este hecho y, precisamente, la capacidad de oír, de percibir el sonido, el equilibrio y sentido del ritmo, se halla en el oído.
“La aparición del lenguaje precedió tal vez muy lejanamente, a la emergencia del sistema nervioso central propio de la especie humana.”
Jacques Monod (Premio Nobel)
¿Qué decir del sonido? El sonido puede alterar la gravedad, es decir: la gravedad, no es omnipotente. Y, el sonido, es una energía en forma de ondas capaz de romper campanas de cristal, hacer vibrar e, incluso, derribar un edificio, amansar las fieras, influir en el desarrollo de un feto o de las plantas, volvernos violentos, locos o mejorar nuestra capacidad mental, como se ha demostrado en el “Efecto Mozart”, porque, la música, el sonido y la palabra, son determinantes para que las conexiones neuronales se desarrollen correctamente, mejorando las habilidades espacio temporales. El sonido, además, puede alterar el tiempo, así como el espacio físico, esta intrínseco en el sonido. Tomemos como ejemplo a los murciélagos, estos, emiten sonidos que al rebotar contra los objetos les sirven para ubicarse al recibirlos de nuevo con sus orejas, como si fueran radares. Nosotros mismos poseemos el sentido del equilibrio en el oído y, el bailar, es una habilidad espacio-temporal.
De hecho, está demostrado, que el feto, reconoce la voz de la madre y, que el factor lingüístico y su estructura, como, descubrió, Noam Chomsky, es hereditario, lo mismo que en los animales.
 “la posibilidad de que a través del estudio del lenguaje podamos descubrir los principios abstractos que gobiernan su estructura y uso, los cuales son universales por necesidad biológica y no meros accidentes históricos, y derivan de características mentales de la especie. Una lengua humana es un sistema extraordinariamente complejo; llegar a saber cómo es una lengua humana sería una hazaña intelectual extraordinaria para una criatura que no hubiese sido específicamente diseñada para desempeñar esa tarea. Un niño normal adquiere este conocimiento sobre la base de unos datos y unas instrucciones mínimas y sin un adiestramiento específico. Luego es capaz de usar apenas sin esfuerzo alguno una intrincada estructura de reglas específicas y de principios rectores para hacer llegar sus pensamientos y sentimientos a los demás, suscitando en ellos nuevas ideas y sutiles aprehensiones y juicios. Para el entendimiento consciente, que no ha sido proyectado específicamente para ese propósito, sigue siendo un objetivo lejano el reconstruir y comprender lo que al niño ha llevado a cabo intuitivamente y con el mínimo esfuerzo. De ese modo, el lenguaje es un espejo de la mente en un sentido profundo y significativo: es un producto de la inteligencia humana creado de nuevo en cada individuo mediante operaciones que se encuentran más allá del alcance de la voluntad y la consciencia.”
“Reflexiones sobre el Lenguaje”
Noam Chomsky
En su vertiente negativa, el sonido, puede producir migrañas, vómitos, alteraciones en el sistema nervioso, insomnio, estrés, taquicardias, incluso, hasta la muerte y, esto, tan solo hablando de utilizar una ínfima parte del potencial que representa el sonido.
La empresa, Bose Systems, posee tecnología capaz de concentrar el sonido en un delgado hilo y, enfocarlo, a un solo oyente entre una multitud, con el evidente riesgo que ello comporta.
“Yo soy el Maestro del Sonido; mediante el sonido, yo, puedo matar lo que vive y resucitar lo que está muerto”
Maestro Budista
Todos conocemos el poder del verbo de Dios; “Dijo así mismo Dios: Sea la luz, y la luz fue hecha” O “Al principio fue la palabra y la palabra fue con dios” Esto se repite en casi todas las cosmologías.
“¡Hágase así! ¡Que se llene el vacío! ¡Que esta agua se retire y desocupe (El espacio que surja de la tierra y se afirme! Así dijeron. ¡Que aclare, que amanezca en el cielo y en la tierra!”
Popol Vuh (Capítulo primero).
Los egipcios consideraban las matemáticas, la astronomía y la música, ciencias exactas y de igual valor.
Y, es que, la famosa música de las esferas, es un hecho y, como, cada planeta emite una frecuencia eléctrica, así, la tierra, posee la suya propia, llamada “Hum”. Los investigadores de la “NASA”, han constatado, que en 1987 esta frecuencia había aumentado y aumentara, más y más, a medida que la gravedad descienda al adentrarnos en la era de Acuario.
Los vedas, afirmaban, que “El Sol chilla luz” y, los púlsares, son estrellas, que, además de luz, emiten impulsos de ondas radioeléctricas, dicho efecto, es provocado por la gran velocidad centrípeta que toma la estrella al rotar sobre sí, lo que retuerce su campo magnético, haciéndolo muy denso, siendo la alta velocidad lo que acentúa su magnetismo, provocando, que, las partículas cargadas provoquen radiación en forma de ondas radioeléctricas, confundiéndose luz y sonido, llegando a ser, dichas emisiones, recibidas por la tierra cada vez que el eje de un púlsar incide sobre nosotros.
Pero, de las estrellas que no son púlsares, también recibimos su sonido, pues, como, la tierra, que emite su propia frecuencia, toda estrella, posee una vibración propia, cierto, es que, en el espacio no hay sonido, pero, si la luz de las estrellas nos llega, también nos llegara su sonido, puesto que, toda luz, emite una vibración sónica.
Aunque, en el espacio, el sonido no sea audible, sí que nos llega el sonido de los astros, mediante la luz que recibimos de ellos.
Graham Bell, demostró, que el sonido, puede ser trasmitido por la luz, al descubrir que si sobre una placa de selenio se enviaba un rayo de luz, haciéndolo reflectar sobre otra placa de selenio comunicada a una pila galvánica adaptada a un teléfono, cuando, se hablaba por la primera placa, se oían las palabras por el teléfono conectado a la segunda.
Esto es, que, las ondas sonoras, en un origen, se tornan luminosas, luego galvánicas, para después, volverse nuevamente sonoras.
Aparte del Hum terrestre, hay veintidós frecuencias más reconocidas en todos los alfabetos del mundo, doce frecuencias zodiacales, las consonantes L/C-K-Q/F-P-B/T/M-N/V/N/N-G/R/S-Z/D/H, mientras, que, de los siete planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, obtenemos las siete vocales o las siete notas musicales, esto es la música de las esferas.
Jehová, masculinización del nombre sumerio de la diosa Iahu “Paloma suprema”, está compuesto por las cinco vocales I,E,O,U,A = Ieova = Jehová, porque, la J, es intercambiable por la I, así, como, la V, lo es por la U, estando claro, por tanto, que, la voluntad de dios, es la voluntad de los planetas.
Ha habido, muchos lenguajes, como, el esperanto, creados por personajes empeñados en crear un nuevo lenguaje universal que fuera fácilmente asimilable y, se explicase, a sí mismo, como, el creado por John Wilkins (1614-1672), co-fundador y primer secretario de la Real Sociedad de ciencias, quien, publicó, su obra, bajo el título “An Essay toward a Real Carácter and a Philosophical Language”.
Pero, el lenguaje actual, ya se explica así mismo, tiene su propio código y, este código, es universal e igual para todas las lenguas antiguas y modernas del planeta, este sistema de ordenación lógico existente en las palabras es estelar, se rige por los movimientos planetarios, es decir, por la armonía cósmica.
¿Y por qué es tan importante el sonido? Os preguntaréis: Pues, porque todo, absolutamente todo, lo que contiene el universo es geométrico, desde una galaxia, hasta un mero átomo, célula o microorganismo, por supuesto, nosotros mismos, somos geometría pura, de ahí, que cuanto más geométricamente perfectos seamos, desde el punto de vista griego, el numero áureo, más bellos e inteligentes seamos. En efecto, la belleza, no es otra cosa que geometría y, la geometría, tal y como aseguraban los egipcios, es música helada, debido a que, las ondas vibracionales, forman dibujos (Cymatics es la ciencia que estudia dicho fenómeno), es más, a medida que entramos en la era de Acuario y, que el ser humano evoluciona, lo hacen también los círculos de la cosecha volviéndose cada vez más complejos.
Según la ciencia “Cymatic”, todas las formas que existen, fueron creadas siguiendo un patrón sonoro original, al patrón sonoro, que rige todo y, a todos, en el universo, se le llama la red.
La red es una matriz formada por líneas angulares, fractales y holografías de energía, que se extienden por todo el universo físico y, sin las cuales, no sería posible la existencia.
La red, nos da el patrón de la vida, es el código armónico del que surgió el todo y todos, definiendo, ordenando y organizando, las partículas de que está compuesto el universo.
El sonido, fue, por tanto, lo que modelo nuestros tejidos. La palabra hebrea para “crear” Aman, es “tallar, construir o soportar” y, muchos son, los mitos que afirman, que, solo, cuando al hombre se le dio nombre, este obtuvo la vida y un destino hilado. Por ello, cuando se fundaba una ciudad, se le daba un primer nombre que permanecía oculto y un segundo nombre público, debido a que si el nombre oculto, el verdadero, caía en manos enemigas, sería su destrucción.
Así mismo, Dios, tiene miles de nombres, pero solo uno es el auténtico, que permanece oculto y, aquel que lo revele, poseerá protestandad sobre dios.
Las pirámides, alineadas con el cinturón de Orión, son una prueba de lo importante que era en la antigüedad la geometría.
Los grabados de la IV dinastía en la que reinaron Keops, Kefren y Micerinos, atestiguan que las pirámides no fueron construidas por estos faraones, sino que, su origen real, se pierde en la negrura de la noche y de los tiempos.
Keops, llamada Al Abran, que, guarda en su interior un arca, en la cámara del gran Oriente de 1,97mc de longitud, 0,68 de anchura y 0,85 de profundidad, por lo que su volumen interior es de 69.000 pulgadas cúbicas piramidales y, su capacidad cúbica, es de 1.138,66, la misma que la del arca de la alianza.
La gran pirámide es un observatorio astronómico, contiene un plano de las estrellas con su posición y sus ciclos, así como, signos históricos y proféticos.
Su altura es de 148 metros, mientras, su base, abarca 232,805m de lado, lo que da una superficie de 53.824m, el cuadrado de su altura es equivalente a cada una de sus caras, 148m elevado a 10 por la 9 potencia, da como resultado, la distancia media de la tierra al Sol.
El perímetro de su base es de 232,805m por 4 da 931,22 metros, que, si los dividimos por dos veces 148,208, obtenemos el número Pi.
0,635660m es la medida del codo sagrado, que, al ser multiplicado por 10 millones, da, 6.356.600m, la longitud exacta del centro de la tierra al Polo.
El codo dividido en 25 pulgadas de 25,4262mm y las dos diagonales de la base, sumadas entre sí, dan, 25.800 pulgadas, el periodo de un gran año.
Multiplicando la longitud del codo piramidal 25,4262mm por mil millones, se obtiene, el recorrido de la longitud recorrida por la tierra en su órbita en 24 horas.
Su volumen, multiplicado por la densidad de sus piedras, da, la densidad media del globo terrestre.
Su orientación es exactamente hacia el norte y el corredor que sube de su interior está paralelamente situado respecto al eje terrestre de la tierra, por lo que, señala la estrella polar actualmente.
Aparte, la pirámide, se halla construida a 30 grados de longitud este, que atraviesa más tierra que mares y, a 30 grados de latitud norte, atravesando también más tierra que mares sobre el paralelo “29º 58’53” que marca el centro de la pirámide, constituye así, el auténtico meridiano 0, ya que, divide en dos parte iguales el mayor número de tierra firme.
Si se prolongaran las diagonales de la base de la Gran Pirámide, delimitarían, exactamente el delta del Nilo, y, el Meridiano que pasa por la cumbre, divide dicho delta en dos partes iguales.
Pero, las pirámides, no son los únicos monumentos antiguos dedicados a la astronomía, en la cordillera Andina, se alza un descomunal pórtico de 110 toneladas, sus grabados, contienen el secreto de los solsticios y los equinoccios, por lo que se divide en cuatro partes, cada una de estas partes se divide en tres secciones, lo que a su vez, da lugar a las doce casas zodiacales.
Se puede ver en él, la posición de la luna en cada hora del día, así como, los movimientos de este satélite, el aparente y el real.
Muchas de las pirámides andinas, tienen un escalón por cada día del año, distribuidos entre sus cuatro caras, para formar así, las cuatro estaciones.
Stonehenge, es otra base astronómica, construida para ser utilizada como calendario y calcular la fecha de los eclipses.
Stonehenge, también, fue como las pirámides, utilizado, al ser construido en el punto exacto, como un medio para calcular la longitud y la latitud. Dicho monumento, se encuentra en la estrecha porción del hemisferio norte, donde los acimuts del Sol y de la luna en su declinación máxima forman un ángulo de 90 grados. El lugar simétrico, en el hemisferio Sur, serían las islas Malvinas y el estrecho de las Magallanes.
Según la leyenda, Aurelius, pidió ayuda a Merlín, porque, quería que le aconsejara en la construcción de un monumento fúnebre, Merlín, le dijo, que se apoderara del Baile de los Gigantes que se encontraba en Killaraus, una montaña de Irlanda, pero, esta obra arquitectónica era tan pesada que, no pudieron apoderarse de ella. Por lo que, Merlín, encantó las piedras con su voz tornándose así tan ligeras que pudieron ser fácilmente transportadas hasta la costa, embarcadas y llevadas a Stonehenge. Del mismo modo, también existe la leyenda, de que las estatuas de Pascua, fueron movidas mediante la música.

“Cobró ser como el corazón y cobró ser como la lengua con la forma de Atón. El gran Poderoso es Ptah, que infundió vida a todos los dioses, así como a sus Ka, por medio de ese corazón, gracias al cual Horus se convirtió en Ptah”
Así aconteció que el corazón y la lengua dominaron cada miembro del cuerpo, mediante la enseñanza de que él está en el cuerpo y en la boca de todos los dioses, todos los hombres, todos los ganados, todas las cosas que reptan y todo lo que vive, al pensar y ordenar cuanto desea.
Su Eneada se halla en su presencia con la apariencia de dientes y labios, es decir, el equivalente del semen y las manos de Atón. Empero, la Eneada de Atón, nació de su semen y de sus dedos; sin embargo, la Eneada (de Ptah) son los dientes y los labios de la boca que pronunció el nombre de todo, de la que brotaron Shu y Tefnut, y se formó la Eneada.
La vista de los ojos, el oído de las orejas, el oler el aire con la nariz, informan al corazón, esto hace que salga cada concepto completo y, la lengua, enuncia lo que el corazón piensa.
Así fueron formados todos los dioses y su Eneada quedó completa.
Ciertamente, la categoría divina, cobró ser, a causa, de lo que pensó el corazón y ordenó a la lengua, de esta suerte se hicieron los espíritus Ka y los espíritus hemsut, que proveen a todo y cuidan de todo alimento, por obra de aquel hablar.
Así, se rindió justicia al que efectúa lo grato y se ajusticia al que ejecuta lo desagradable. Así se concedió vida al que tiene paz y muerte se dio al que tiene pecado.
Así se hizo todo trabajo y todo arte, la actuación de los brazos, el movimiento de las piernas y la actividad de cada miembro, conforme a este mandamiento que pensó el corazón, que salió por intervención de la lengua y que valoriza todo.
Así ocurrió lo que se dijo de Ptah: "Quien hizo todo y dio ser a los dioses". Es en verdad Ta-Tenen, que educó las deidades, pues todo surgió de él: alimento y provisiones, las ofrendas de los dioses y toda cosa buena. Así se descubrió que su poder es mayor que el de los demás dioses.
Y por tanto, se consideró satisfecho, después de hacer todo, así como toda la estirpe divina. Había formado a los dioses, hecho ciudades, establecido nomos, puesto las deidades en sus altares, instituido sus ofrendas, señalado sus santuarios y dado forma a sus cuerpos como aquello con lo que sus corazones se contentaron. Por ello los dioses penetraron en los cuerpos de cada especie de madera, de cada especie de piedra, de cada especie de arcilla, o en cuanto puede crecer en él, en que adquirieron forma. Así todos los dioses, con sus Ka, se congregaron en él, contentos y asociados a Señor de los dos Países.”
J.B. Pritchard “La Sabiduría del Antiguo Oriente”


EL VIENTO QUE GIRA


“Nació todo por causa del Señor Dios El Verbo…
…Y se dijo que saliera la palabra donde no había palabra. Que se preguntara por su
comienzo, porque el primer señor sol aún no había abierto su voz antigua a ellos”
“Cómo nació el Uinal”
Libros de Chilar-Balam

“No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra o disposición que sale de la boca de Dios”
Evangelio según San Mateo-IV

 “Escuchad en vosotros mismos, y mirad en el infinito del espacio y del Tiempo. Allí se oye el canto de los astros, la voz de los Números, la armonía de las esferas. Cada sol es un pensamiento de dios, y cada planeta un modo de este pensamiento. Para conocer el pensamiento divino. ¿Oh, almas!, es para lo que bajáis y subís penosamente el camino de los siete planetas y de sus siete cielos.
¿Qué hacen los astros? ¿Qué dicen los números? ¿Qué ruedan las Esferas? ¡Oh, almas perdidas o salvadas!: ¿ellos dicen, ellos cantan. ¡Ellas ruedan, vuestros destinos!”
Fragmento (de Hermes)

El movimiento, genera gravedad en el espacio, girando las masas de materia más pequeñas entorno a la gravedad de las más grandes y veloces, de ese modo, nuestro sistema solar se ve atraído en forma de espiral por la constelación de Orión, siendo, como somos, la cola de su elipsis, es decir; la gravedad del total de masa de la constelación de Orión, que es superior a la de nuestro sistema solar, nos atrae, por ello es que es tan importante esta constelación y sobretodo Sirio en la mitología y en la evolución de la palabra.
Orión y su perro Sirio, que surgen en el cielo nocturno del oeste, están relacionados con los dioses creadores, los demiurgos de la palabra, los jueces, los guardianes, los herreros, los médicos, mensajeros y psicopompos ocultos del más allá y la resurrección, como Thot, Isis, Osiris, Odín, Loky, Mercurio, Hermes, Esculapio, Apolo, Hades, Vulcano, Hefesto, Dionisio, Baco, Mitra, Krisna y Jesucristo, dioses asociados a los signos de Géminis y Virgo, Sirio es además la trinidad, por poseer aparte de su estrella gemela o doble, una tercera estrella de color marrón.
Géminis, tiene como planeta regente a Mercurio, pero guarda correspondencia con la constelación de Orión, en tanto, esta reaparece y asciende de nuevo al cielo durante el gobierno anual del signo de Géminis. Sirio reaparece igualmente durante la regencia de este signo el 19 junio tras setenta días de ocultamiento. Mercurio es el planeta de la elocuencia y el movimiento en la astrología tradicional, él que confiere el don del habla y el sentido del equilibrio, rigiendo los pulmones, el oído, los ojos, la boca, los brazos y las manos, las manos si, por ser del mismo modo el planeta de la manifestación escrita que de la palabra.
Sirio bajo el nombre de Vulcano, el dios de la fragua, es por encima del planeta Mercurio, el auténtico regente del signo de Virgo, la Virgen.
Los animales asociados a Sirio, son el perro, el cuervo, el cerdo, el pez y la serpiente; los de Mercurio, el mono, la paloma y la grulla, así como, Orión, rige a los bueyes y da caza a la constelación de Tauro.
El material de Sirio es el cobre y sus colores el rojo y el verde. Sirio, rige la sabiduría, la curación, la regeneración, la guerra, la navegación y el comercio, es por tanto, el regente sumo de los fenicios, grandes comerciantes y marineros, así mismo, Sirio, rige los calderos, las fraguas, los volcanes, las cavernas del interior de la tierra, las montañas, los rallos, los vientos y la lluvia, las murallas y las armas de defensa.
Los árboles que le están asociados a Sirio son, el avellano, el manzano y la vid, igualmente, es regente, del trigo y la hiedra. Veamos pues como todas estas atribuciones, están unidas en la mitología y la palabra, siendo sus letras, la C-K-Q-D más las cinco vocales I, E, O, U, A.
Sí días es el sonido, no es extraño que Jehová sea las cinco vocales, I, E, O, U, A. La I, como he comentado previamente, es intercambiable por la consonante J, así como la V lo es por la U, de lo que se obtiene el nombre de Jehová o (Yod-He-Vau-He) es decir; Adán y Eva.
En el esoterismo, Adán, es la letra hebrea Yod=J, el poder manifestado, mientras que Eva, es Heve, (He-Vau-He) es “Madre de todo ser viviente”
De idéntica forma, nos encontramos con que la pareja Osiris e Isis surgen del compuesto o-si-aris, siendo Osiris = Adán, ambos Od =Yod, la J = Iota (Yod-Yod-Yod) la figura paterna, el sustentador y establecedor, Iod (Osiris) es la esencia, de todo, que está en todo y todo vivifica, siendo la sabiduría creadora.
Osiris o As-ar, era considerado el espíritu de los árboles, él que provoca el sonido al pasar como viento entre sus hojas.
La runa Yr (), asociada a las letras (o-y), es el árbol bifurcado, Yr, en el alfabeto del Bhet-Luis-Nion es la I = Jakim, en griego J = Iota o Yota, Yggdrasil era el fresno que soportaba el universo, para los nórdicos, su nombre significa “caballo portador del As”, portador de Odín. Idra e Idroyomai es “establecer”, porque, od, establece el movimiento, el ritmo de la vida actuando, siendo el aire que llena los pulmones.
Os es “señor”, de Os surge asses, cuyo padre universal es Odín, siendo Odín un asio o ass “espíritu”, surgido del imperfecto od “andar”, Watam, Wuot, Wüthen, Wuotan, Wodan, significan “Espíritu del mundo que todo lo invade”.
La diosa Madre y el Dios padre, que todo genera en el Popol Vuh, es un dios dual llamado Alom y Cuaholom.
Los Mayas tenían un dios llamado Wotan, Wutan o Guatán. Guatán, precisamente, significa “viento arremolinado”.
Wodh es padre y Ap Wholón o Ap Olen, son “Padre Universal”, de cuya derivación, surge Apolo, dios músico, que, lo mismo que Odín, es un dios de la poesía. Odín deriva de Oend “espíritu” anglosajón Wod, de la raíz od, que es el aire de la vida, el soplo o aliento divino que insufla de aire el espíritu, la existencia, que se mueve y todo lo vivifica.
Odín, solo tenía un ojo, la runa Óss () “dios”;  (D-o) en el Beth-Luis-Nion; en griego Omicrón, ὂμικρόν, (O o)  que es “ojo”; en egipcio y en fenicio Oom, Onho y Orn, que es “huevo”, objeto esférico del que surge vida, como de los ojos de Ra de donde nacieron sus hijos.
Sirio, se relaciona con Óss “dios”, Sirio surge una vez al año por oriente de lo que da constancia el nombre de Asia.
En norso “dios” es ass, Æsir, y “diosa” es asyrja, Esus y asa en escandinavo Ase, galo Aes y en etrusco Aes o Aesa es “señor o dios”.
Osiris es considerado el espíritu de los árboles y su nombre es un derivado del árbol As, que surgió de él en el mar del norte. Por parte del asio Odín está el nombre del Gran Fresno Yggdrasil, iggr significa “Odín” y drasil “portador”, por lo que se traduce como “caballo portador del Ass”, pues od raíz de Odín implica “movimiento”.
La raíz bel como asa designa “amo o señor”, Bel-Merodach es un sobrenombre dado a Júpiter cuando se sienta al lado de Azur el señor sabio, dueño de los oráculos y del horóscopo.
Júpiter-Asterio era considerado el jefe de las tribus de Astur o Azur, Asterio significa “estrella” y de Asterio derivan Arames, Armenio y Ahriman o, el nombre de la raza Aria, que alude al doble espíritu, a los doblemente reencarnados.
Azur-Ilu, a su vez, era considerado el santo juez del cielo y de la tierra.
Siendo Júpiter el planeta de la justicia. Hierombaal es pontífice de Jabo o Júpiter. Júpiter-Merodach se sienta junto a Adán al que se le da el nombre de Melkush, Malek Ardí “señor de la ciudad”.
Baal, es el nombre del señor del cielo considerado como dios atmosférico, señor de las tormentas de Hadad, representado como símbolo de fertilidad, su asociación nórdica es Thor, Thórr, Thunar, anglosajón Thunor, alemán doner “trueno”.
Jueves, es Thrusday o Thor´sday, siendo el espíritu planetario de Júpiter Bethor, igual que Júpiter-Zeus. El Molgolnir, el martillo de Thor, descargaba rallos, a causa del diluvio la atmósfera debió de sobrecargarse de energía estática Ionizando el aire, creando muchos mitos sobre dioses que descargan rayos.
Od implica “viento, espíritu o movimiento”, Odín, también se asemeja a Adán en esto, pues, según una versión alemana del libro de Henoc, Adán, es un compuesto de las iniciales de cuatro vientos, Anatole, Dysis, Arctos y Mesembria. Peneuma es “soplo o espíritu”, mientras que “poesía” se compone del fenicio phohe “boca” y de ish “ser principal o superior”, emparentándose así con la raíz Óos. La letra hebrea Hai significa “todo lo que vivifica” y Eva es llamada Aisha, la esposa de Aish, que representa el intelecto superior, Aisha es a su vez la psiquis, uniéndose así el hierograma caldeo IAH (yod-yod-yod) y IEVE (yod-he-vau-he).
Apolo era el días de la poesía, la letra P intercambiable por F como “ph” es “cabeza, jefe, o ser principal”. Phṓs, φῶς en griego es “luz, lumbre, fuego, sabiduría revelada, luz del conocimiento hombre iluminado o sabio”.
Insuflar vida, insuflar conocimiento, así, en los misterios apolíneos, se aprendía el control de la respiración y a hacer resonar las palabras con sus modulaciones fonéticas correctas, lo que genera energía, decían:

 “Mientras tú hablas de tu boca surgen, en un flujo intermitente, fuego y agua, el fuego no es más que la ascesis de la palabra hacia el pensamiento, el agua es el descenso de la palabra hacia el sentimiento”
Versos apolíneos

Apolo dios de la poesía, deriva de Ap “padre, jefe o cabeza” y Olen “ser Universal” y, por tanto, Ap Olen y Ap Wholón, quieren decir “Padre Universal”, los aztecas tenían un rey llamado Ah Bolon Dzacab “el nueve fecundador el sabio” que poseía connotaciones parecidas a Apolo, mientras que, Wotan “Odín”, fue el primer Ass en hablar en verso, siendo la poesía el lenguaje en el que hablan los dioses.
Para los nórdicos, Kvasir, fue el inventor de las runas, Kvasir fue un sabio que, en los albores del tiempo, conjuró los colores que produce el sonido y sus formas, para plasmar la palabra y el arte del verso, fue así, el primer dueño del don de la poesía, y quien gravó las runas sobre tablas de fresno o de halla, las letras están asociadas a los arboles, en los lenguajes celtas, por ejemplo, árboles, es igual a letras, en tanto el alfabeto irlandés, el Beth-Luis-Nion, es un alfabeto de árboles además de calendario y oráculo, la haya, el árbol, sirve para aludir a la “literatura” y “libro o book”, proviene de la palabra gótica para letras.
Pero, resulto que, Kvasir, fue asaltado por dos enanos que lo mataron, recogieron su sangre y la mezclaron con miel distribuyéndola luego en tres jarras, una poseía la lógica de Kavasir, otro la elocuencia y el tercero la poesía, estas jarras, las ocultaron en una cueva inaccesible y desconocida incluso a los ass, empero, uno de los cuervos de Odín, sus mensajeros, lo presencio (los cuervos de Odín eran Hugin y Munin), de retorno, el cuervo, al hombro de su señor Odín le lo contó sobre estas jarras. La sabiduría oculta en una cueva, puede hacer referencia a la oscuridad que necesita la glándula pineal para segregar DMT, el tercer ojo, siendo Odín la representación del ojo mismo, pues, él, dio un ojo en prenda por la sabiduría.
Pero volvamos al relato, Odín fue a buscar las jarras de los enanos Hugin y Munin y probó un poco del jarro de la poesía, a partir de entonces, Odín, habló en verso, luego tomó parte de la jarra que contenía la lógica y parte de la que contenía la elocuencia. Los hijos de Odín, Bragi y Saga, que se hallaban presentes, rogaron tomar también. Saga, muchacha prudente, tan solo se mojó los labios con el de la poesía, en tanto, su hijo Bragi, tomó un gran sorbo, por lo que no cesaron de brotar canciones y alabanzas de su boca, así que Odín lo declaró dios de la poesía y, le mandó, custodiar el resto de las tres jarras, mientras que Saga fue nombrada diosa de la tradición.
Sothis o Sept, era el nombre egipcio de Sirio, asociado a Isis o Ast bajo el nombre de Isiothis.
Isis, la diosa del trono, la diosa del sustento, es identificada con el viento, de ella se dice que tiene dominio sobre ellos, siendo, Isis, la que gime como el viento, ella misma representa el soplo el espíritu, el viento del amanecer, la brisa matutina. A veces, Isis, adopta la forma de una golondrina, ave que alude a la velocidad del viento y, bajo la apariencia de este animal, Isis, insufla vida mediante el aire aventado por sus alas.
Isis, igual que los dioses anteriores, era la diosa de la palabra sagrada y, como tal, con su voz podía provocar al viento y a la tormenta. Relacionada estaba con la brisa matinal y los vientos de la primavera y la fertilidad, como la Isthar de Mesopotámica, la Asthar arábiga y la Astarté camanea esposa de Ba´al.
Los sobrenombres de Isis, Neith o Nit, la relacionaban con la función de demiurgo universal y diosa madre de los dioses, siendo, el soplo que insufla la vida al hombre a través del cordón umbilical o el hilo de plata, lo que relaciona a Isis con Eva (He-Vau-He), dado que, la E en hebreo, representa la capacidad torácica, de ello, que surja de la idea de una costilla, porque, Aim, la E en hebreo, es todo lo interno, es el oído con su función de oír y el sonido imperceptible del vacío de la nada, al mismo tiempo que el vació de la capacidad torácica que se llena de aire para realizar la funciones de la respiración y el habla. Vau-Wu, en chino, es igualmente el vacío, así como en hebreo es Waw es oído y el ojo del hombre, siendo el sonido que emite el aire que lleva el viento y, representa, igualmente, a las aguas insondables de lo profundo y misterioso que guarda el secreto de la unión a la existencia o a la no existencia.
El trono era el jeroglífico que componía el nombre de Isis, eso unido a que es portadora del nudo de la vida, la hace estar considerada como diosa del abrazo, siendo a veces representada abrazando a un cadáver. Ella abraza a los cadáveres porque ella lo abraza o sostiene todo, siendo, por tanto, el real asiento del sustento, Osiris o As-ar, su consorte, se componía de los jeroglíficos del trono y del ojo, nuevamente, aquí tenemos, el reflejo de la silla turca, la estructura ósea del cerebro, que sostiene el tercer ojo, las glándulas pituitaria y pineal.
Un atributo que comparten tanto Isis, Eva y María, y, que las une a dios o lo divino, era la paloma, debido a que de la unión de Yod y Heve surge (Yod-He-Vau-He) Ieve, o, lo que es lo mismo, ieoua “Jehová”, Ieve se suele remplazar por Iah que es (Yod-Yod-Yod) El padre, pero que, a su vez, es Iahu la paloma suprema, cuyo nombre más utilizado, nos da de nuevo Ieova “Jehová” o, las cinco vocales, I, E, O, U, A, Ionah, significa paloma. Aisha, el alma, era otro nombre de Eva, siendo como es la paloma el símbolo asociado a la virgen María.
Como resultado, encontramos que Wodh es padre, mientras que Heve es el Espíritu Santo, de cuya unión surge el verbo creador, siendo od el aire de la vida, el soplo o aliento que insufla vida, el soplo o aliento divino, el aire del espíritu de la existencia, que se mueve y todo vivifica, dando como unión al hijo, la letra hebrea N es hijo, MM, el hijo, que, aun en tensión, se despliega y se repliega sobre sí mismo, así, el hijo de María es Esus “dios”, por tanto, Jesús es Dios padre, Dis-Pater, como lo es Júpiter.
Jesús, es Cristo, nacido de una virgen, porque, las palomas son símbolos de las vestales, una virgen, como lo era también Devaki, la madre de Krisna, de cuya vida, la de Jesucristo, es paralela. Cristo es el enviado, el Mesías, cuyo nombre significa pez, pez, sí, porque, el nombre de Cristo, fue marcado por una estrella surgiendo del mar de Oriente, Sirio, que fue precedida a su vez, por los tres reyes magos, quienes eran astrólogos en argot, pero que, realmente, eran las tres estrellas del cinturón de Orión y, el ángel Gabriel, es el ángel de la anunciación, siendo Herne, el Hermes griego, la estrella Sirio.
Isis, es la diosa de la inundación del Nilo y, tanto Isis, como Sirio, se asocian a la navegación, siendo, el timón, uno de los emblemas de Isis. Sirio es la estrella guía de los navegantes y, a Isis, se la denominaba la estrella de la mar “Stella maris”, siendo, los comerciantes y navegantes, quienes exportaron los misterios Isíacos.
Od, es por tanto, el movimiento que denota el sentido del equilibrio y del ritmo, que se asocia a la runa Dorn = ( Runic letter thurisaz.svg ); en el Bhet-Luis-Nion, la D = Duir, es “pez” en egipcio, lo curioso, es que aún quedan algunas especies de peces que poseen un pequeño pulmón, por medio del cual, poseen el sentido del ritmo. Como Sirio rige la sangre roja del hombre, Apolo, es el dios del corazón, que pone en movimiento acompasado a la sangre, pero, el respirar bien, es ya de por sí toda una ciencia del ritmo, por ello, es tan importante el corazón en los ritos egipcios o en los cristianos bajó la idea del sagrado corazón de Jesús.
Mercurio, el Hermes griego, era el dios de la navegación y del comercio, como lo era Thot, el Hermes Trismegisto “el tres veces grande o poderoso”, porque la trinidad es usada en todas las mitologías, así vemos que Odín, el creador de las runas, era Teut = dios; Essu, tiene el mismo significado, Teut-Tat-Es es “Dios, Padre y Señor”, los Teutones, Theuth o Teutales, las tribus germanas, son así, los hijos de Teut, los hijos de dios, en alemán Tentscch o Tentchen, Tuiston entre los sajones. Thor, Thunor, “el trueno”, es el hijo de Odín, de lo que se obtiene que la T, en la que fue crucificado Jesús “Esus”, es la trinidad cristiana “Dios, Hijo y Espíritu Santo”, el Te que actúa mediante el Tao.

El dios egipcio Thot, Thout, Tehuti, Thoth, aparte de ser el notario de los dioses, inventor de las ciencias y el arte, fue el creador de los jeroglíficos y, por tanto, el arquitecto del universo, conocedor de la geometría sagrada y de la estructura del trazo interno y vital que subyace en todo lo existente, por lo que lo supo plasmar como jeroglíficos, respetando la magia, esencia, fuerza y realidad intrínseca de todo, debido a que, Thot era Ptah, o lo que es lo mismo, la palabra o verbo creador. De él, Thot, se cuenta, que como demiurgo universal, el mundo surgió de su verbo creador y, que él, en forma de Ibis fue el incubador del primigenio huevo cósmico. Ya que la creación reside en el equilibrio del nombre al ser pronunciado, así, como afirmaban los egipcios, lo que no tiene nombre y, por tanto, no puede ser nombrado no existe, de ahí la magia del nombre o del carácter dibujado, cuando lo representado esta en armonía con la representación que lo equivale. Por ello, si el verbo concuerda mediante una invocación o maldición se puede influir sobre lo nombrado. Thot, en esencia, era el verbo creador de Atón, creado cuando Atón adquirió conciencia sobre sí mismo, Thot, era, por tanto, el señor de las palabras divinas, el arquitecto del universo y el escriba de los dioses, sus representaciones más habituales eran con cabeza de Ibis o bajo la forma de un Mandril. Thot, también era asociado como cinocéfalo a la luna bajo el nombre de Thot-Lunus.

EL VIENTO EN LAS HOJAS


El sicómoro, junto a la palmera, es uno de los árboles asociados a Osiris.
El viento al pasar entre las hojas susurra, cada árbol posee unos sonidos únicos y rige unas estaciones del año, para los celtas, los árboles, eran una fuente de sabiduría e, incluso, su alfabeto era de árboles.
Todos los dioses de la palabra están relacionados con un árbol, el asio Odín lo estaba al fresno yggdrasil, Caballo portador del As y a Irminsul, el árbol del conocimiento. El Dios del Antiguo Testamento, tenía los árboles del bien y el mal y el de la vida.
Los japoneses tienen a la divinidad generatriz Takagi no kami, más comúnmente conocida como, Takamimusubi no kami “divinidad de la alta y augusta fuerza activa de la procreación”.
El árbol es visto en muchas mitologías como el pilar que sustenta el universo con sus ocho ramas, porque, ocho, son las vías por las que fluye el Tao, este árbol, crece siempre en el centro de un monte en el ombligo de la existencia, sus raíces se hunden en los submundos Kotonicos, mientras, sus ramas, sustentan el cielo, como veis, siempre el mismo mito, siempre los mismos atributos. A veces, las ramas de los árboles Celestiales, son vistas como ocho ríos o corrientes de iguales propiedades, cuyo objeto, es ser las vías del Te por las que discurre el Tao, hacia las ocho direcciones del mundo.
Para los japoneses el árbol universal era el Sakaki de quinientas ramas.
Así mismo, Osiris, nació del árbol As en el mar del norte. Según algunas tradiciones sus árboles eran el tamarisco, el sicómoro y la palmera.
Los árboles como antenas captan las emisiones sonoras que llegan del cielo a la tierra. Creían los egipcios que las maldiciones y venganzas de los muertos “se remontan con el viento”.
Los vientos, también tienen una connotación maléfica y, son invocados en la iconografía popular por las brujas para atraer tempestades mediante su voz o su cante.
Los árboles están intrínsecamente unidos a la palabra, como receptores del sonido estelar, tanto que, vuelvo a reiterar, en celta, los árboles son sinónimo de letras, así, el alfabeto irlandés el Beth-Luis-Nion (“Abedul-Fresno-Fresno silvestre”), es un alfabeto de árboles en los que cada letra es un árbol y, que además, servía de calendario lunar.

B-Beth-Abedul =24-diciembre/20-enero
L-Luis-Fresno silvestre = 21-enero/17-febrero
N-Nion-Fresno = 18-febrero/17-marzo
F-Fear-Aliso = 18-marzo/14-abril
S-Saille-Sauce = 15-abril/12-mayo
H-Uath-Espino =13-mayo/9-junio
D-Duir-Roble = 10-junio/7-julio
T-Tinne-Acebo =8-julio/4-agosto
C-Coll-Avellano =5-agosto/1-septiembre
M-Muin-Vid = 2-septiembre/29-septiembre
G-Gort-Hiedra =30-septiembre/27-octubre
P-Pethboc-Saúco enano = 28-octubre/24-noviembre
R-Ruis-Saúco =25-noviembre/22-diciembre
I-(Jaichin) Idho -Tejo = 23-diciembre

Por tanto, todos los demiurgos de la palabra están asociados a un árbol, como Odín lo estaba al Fresno yggdrasil, el árbol cósmico nórdico, cuyo significado es “caballo portador del ass”.
Osiris o As-as, que era el espíritu de los árboles, estaba asociado al arbusto tamarisco. El cofre que encerraba el cuerpo de Osiris difunto, fue arrojado, por las aguas, al interior de este arbusto, que se convirtió en un magnifico árbol. El rey del país de Byblos, embelesado por su majestuosidad y gran altura, lo taló y lo utilizó de pilar, para sostener el techo de su tienda. Brifröst, significa “la Fortaleza Celestial”. Brifröst, era el arco iris, puente de enlace entre Asgard y Midgard o Manaheim, el mundo de los Ass, los dioses y el de los hombres, Brifröst era así Ábrü el puente de los Ass.
Midgard se hallaba en medio del árbol Yggdrasil, el árbol cósmico que contiene la creación. Asgard estaba en las ramas y, en la copa del árbol, estaba Gimle “el cielo”, que un día caería.
Así mismo, en las narraciones del Voluspa, se cuenta como Odín se cuelga del árbol de la ciencia Irminsul, se clava doce veces su lanza y proclama “de mi para mí”. La ípsilon, ὒψιλόν, (υ minúsculamayúscula Υ) la Y griega, se bifurca sobre una columna, es la representación icnográfica del árbol del bien y del mal.
El nombre del dios japonés, Takagi no Kami, significa “Dios Alto Árbol”. El Árbol Universal de los japoneses, crece, en el monte Kagu, que se halla, en el centro de la Alta Planicie Celestial y, es bañado, por las aguas de Celestial Río Yasu, cuyas, ocho corrientes, se esparcen en las ocho direcciones, corrientes que podrían representar las vías del Te.
Tanto, este Celestial Río ancho de las ocho corrientes, como, el mítico fresno Yggdrasil nórdico, se asemejan mucho. Las ocho corrientes, son vías cósmicas de sonido, la concepción de árbol cósmico y sonido, no nos ha de resultar extraña, ya que, los chamanes, decoraban sus tambores con la representación de un árbol sobre un montículo.
P´an-ku o Pan-Gu, de la tradición china, tras nacer del Huevo Cósmico suspendido entre la materia informe, comienza a levantarse, separando con este acto, Cielo y Tierra, por tal esfuerzo, el gigante P´an-ku, muere desfallecido. Gu en sumerio es “Acuario”. Los chinos tienen su variante del Árbol de la Vida, se le denomina, palo alzado colocado en el centro del Universo y comprendía los nueve mundos. O K´uen Luen “Pilar del cielo”, que soportaba al Pilar del Cielo, compuesto por la puerta del Cielo y la escalera para ascender al él, así mismo, su dios celeste, era conocido como “Dios del Cielo o Soberano de lo Alto”. Para los indios el centro del mundo está en el Monte Meru, lo mismo que, para los mesoamericanos lo es el lago Titicaca, el ombligo del mundo, del que surgió todo lo creado. Los Yucares de Bolivia, creían, en el árbol universo, por el cual, ascendían las almas de los muertos para alcanzar el Cielo, al que derribó, una odiosa anciana, quien tras tomar la apariencia de una rata, royó sus raíces hasta derribarlo. Al principio, fueron, An el Cielo y Ki la Tierra, de su unión nació Enlil, que los separo. AN, por tanto, en sumerio, es “cielo” y KUR “montaña”, porque las montañas soportan el cielo, así, Atlas, fue transformado en montaña.
El nombre de Atlas fue exportado a África como consecuencia de las emigraciones Cuchitas. Los musulmanes confundieron a Atlas con la montaña Kaf o Cáucaso, ubicada en Hesperia, hacia el oeste, tierra rodeada por el mar, cuyos habitantes rendían culto a Atlas. Antiguamente, el nombre de Atlas significó “Señor de los As”, pueblo poderoso del Palus Meótide, llamados Asiaei o Asiani, de donde derivo el nombre de Asia que se asocia a Sirio.
E.Kur, en sumerio, siendo E “casa”, es “Casa de los Dioses con Pico Puntiagudo” o “Casa como una montaña”. La montaña sumeria Ma.Shu “Monte de la barca suprema” o “Monte Sumamente Supremo”, es una especie de Olimpo al que ascienden los dioses. Dur.an.ki es “el lazo Cielo Tierra”, E.Nun “Gran morada señorial”, Ish.Kur “Lejana tierra de las montañas”, An.Ur es “Base del cielo”, AN "cielo" y UR “es tierra o base”, por tanto, el mismo nombre de Urano significa unión del Cielo y de la Tierra. Uarios = Annu “Ciudad Columna”, en jeroglífico tiene la forma elevada de una torre que esta inclinada. “Aman” palabra preservada en hebreo ya aludida recordar que significa “construir, sostener, ser firmes”. “Hom” significa “Árbol de la Vida”. Babilonia es una derivación de Bab-ilani, cuyo significado es “Puerta de los Dioses”. La traducción de An.Unna.Ki es “los que del Cielo a la Tierra descendieron”.
Para los egipcios, primero fue el Num, del que surgió un montículo del que surgió un loto.
El Shefirot, el árbol de la vida hebreo, cuyas raíces representan los mundos inferiores y sus ramas los mundos celestes, así mismo, su candelabro de siete brazos es otra simbolización del pilar bifurcado, esta vez en siete grados de conocimiento. Los sajones, dan el nombre de Irminsul, a su noción del pilar cósmico. Los uraloaltaicos, creían que, el árbol que sostenía el cielo, era un pino situado en el ombligo del mundo en la cima de una montaña, mientras que, para los tártaros era un abedul de siete ramas.
Nut, la diosa del cielo, hija de Ra, se unió en un fortísimo abrazo a Geb, el dios de la tierra, hasta que Schu o Chu, el aire luminoso, los separó, levantando a Nut en el aire de modo que esta solo lograba tocar a su amado Geb con las puntas de los dedos de manos y pies.
Tla o tal “Tomar a cargo, atreverse o soportar”. Tell en árabe es “montículos”. El cielo Urano creo las montañas para soportarlo.
Shu y Nut o lo que es lo mismo el Cielo y la Tierra de los egipcios, se fundieron en un efusivo abrazo, para luego ser separados, porque la unión Cielo-Tierra siempre viene acompañada de una desunión, de igual modo que Maui separó el Cielo del Océano.
Antaño, existía una creencia muy arraigada en África, de que la Tierra, estaba unida al Cielo mediante un cable. Los Yorubas afirman que los seres humanos fueron creados en el Cielo y enviados a la Tierra mediante una tela de araña.
Las palabras araña, imán y atraer, surgen de la misma raíz, así, araña, en felibres es airagno e iragno, en picardo es arègni, que es similar a “hierro”; hierro, de aran e iran lo que se traduce como “hierro imantado”.
Según los somlíes, el Cielo esta tan lejos de la Tierra, debido a que en un tiempo en que este podía rozarse con la palma de la mano, dos mujeres moliendo grano con sus morteros, empezaron con ellos a golpear al cielo, motivo por el que este se alejó y los dejó sin su protección, pues, él, los protegía del calor del Sol y de los fríos vientos, alejado el Cielo también aparecieron las nubes y la lluvia.
En un mito ganda, el protagonista, sube al Cielo en busca de esposa y regresa a la Tierra acompañado por una prometida, pero, también, por su hermano, la Muerte. Básicamente lo mismo que creen los Dinka, según ellos, el Gran Dios, alimentaba a una pareja con el grano que les daba, pero, la mujer, no satisfecha con ello, decidió, cultivar ella misma el grano, lo que provocó, por torpeza suya al golpear la cabeza del Gran Dios, que el Dran Dios cortara la cuerda de unión entre la Tierra y el Cielo, apareciendo, así, la enfermedad, el hambre, el tiempo y la muerte.
Según creen los Nuer, en un pasado, la gente, solo debía de trepar al hacerse viejos por la cuerda de unión entre el Cielo y la Tierra y bajar de ella habiendo rejuvenecido.
En otro tipo de mito, los gigantes griegos, trataron de alcanzar el Cielo olímpico apilando el monte Osa sobre el Pelión, pero, Zeus airado los destruyó.
Urano, es el Cielo construido para ser una morada estable a los dioses, era el Techo de la Tierra. Por ello, antiguamente, era representado como un edificio, Coleum, “bóveda celeste”, Co-el, Col.cos, Tectum, “techo o morada sagrada”. El antiguo Sky “cielo”, es “tienda” Tegmen, en cambro-bretón nef, copto neifini, jeroglífico fe o éphé, que designa “navío o interior de iglesia” (la F y la P son intercambiables), dando nombre, éphé, tanto a “templo como a la barca de Osiris”, lo que da la idea de Urano, Anhour. En copto antiguo, erphei es “templo”. Urano, es así mismo, llamado Elión o Upistos, lo que se traduce como “el Altísimo”.
De estos mitos se deduce, que, en un principio, entre el Cielo y la Tierra no había nada, solo materia informe y un gran abismo.
Entonces, Dios, se entiende, que separó el firmamento, que era una grande extensión, de la materia informe y, al firmamento lo llamó Cielo. Urano era el modo antiguo de decir Cielo o firmamento, como, Urano, deriva de Var “cubrir o extender”, de aquí que se explique como una gran extensión, pues, el Cielo, cubre la Tierra con su manto como una tapa.


Faltan capítulos, en breve los subiré.

© Todos los textos de www.psicopompos.com poseen copyright a nombre de su autora Elena Catalán.


Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONFERENCIA SOBRE ENEAGRAMA Y EL CUARTO CAMINO DE GURDJIEFF

CONFERENCIA DE AUTO-CONOCIMIENTO EN ISONA (LERIDA)
ENEAGRAMA Y CUARTO CAMINO DE GURDJIEFF. 
¿QUIERES CONOCERTE? 
Conoce más sobre está fantástica herramienta de auto-conocimiento y desarrollo personal que es el Eneagrama, las nueve personalidades básicas con las cuales creamos la mascara (persona) con la que nos enfrentamos al mundo.
“El cuarto camino no exige que uno se retire del mundo, no exige que uno abandone todo aquello por lo que se ha vivido hasta el momento. Este camino comienza mucho más lejos que el del yogui. Esto significa que es necesario estar preparado para entrar en el cuarto camino, y que esta preparación, que es de las más serias, tiene que adquirirse en la vida ordinaria y aplicarla sobre muchos lados diferentes. Además, el hombre que quiere seguir el cuarto camino tiene que reunir en su vida condiciones favorables al trabajo, o por lo menos aquellas que no lo hagan imposible; porque es necesario convencerse de que tanto en la vida exterior como en la vida interior,…

¿QUÉ ES EL ENEAGRAMA?

¿QUÉ ES EL ENEAGRAMA?
El Eneagrama es un sistema psicológico basado en nueve patrones del comportamiento humano, de ahí su nombre derivado de “Enea” nueve y Gramma “línea o grafismo”, de origen místico y ancestral, su conocimiento lo desvelo a occidente el sabio Gurdjieff. ¿Quieres saber identificar cuál es tu número?, ¿quieres saber cuál es tu patrón de comportamiento según el eneagrama?, ¿quieres saber cuál es la herida que origina que te comportes así?

¿CÓMO RECONOCERME EN EL ENEAGRAMA?Pregúntate ¿eres más de acción, de dejarte llevar por las emociones o de tratar de racionalizar las cosas?
Todos tenemos una de estas tres tendencias más desarrolladas que las otras dos.
En morfología también se estudia estas tres tendencias y como se pueden leer marcadas en nuestro rostro. Si dividimos la cara en tres partes de arriba abajo, la parte superior, frete y ojos, es la parte mental, la parte media que engloba la nariz y los pómulos es la parte emocional y la parte física o visceral es la par…

CARÁCTER DE LA CABRA DEL HORÓSCOPO CHINO

CARÁCTER DE LA CABRA DEL HORÓSCOPO CHINO
Nacidos en: 1943 -1955 - 1967- 1979 - 1991 - 2003 - 2015
La Cabra posee un carácter casero, le encantan las manualidades y tiende a tener multitud de Hobbies que necesitan paciencia, creatividad y cuidado. Son muy simpáticas, un poco halagadoras, les encanta que las cuiden. Aunque, soñadoras, son perezosas y les cuesta salir adelante sin ayuda, por lo que tienen el don con sus buenas formas, de ganarse a los demás que sucumbiendo a su simpatía terminan aportándoles lo que necesitan. Está claro que la cabra es YIN y se asocia pues a lo pasivo. La cabra recuerda a la naturaleza de Cáncer. Tierna, paciente, soñadora, artística, mañosa, necesita armonía y paz para vivir en el universo mágico de su fantasía. Ante las dificultades hacia los trabajos cotidianos y las prisas del día a día... la Cabra tiene a su favor que es muy diplomática, resistente y tenaz. Así, de alguna manera, la Cabra siempre acaba encontrado los medios o termina bajo la protecció…